El año 2020 ha sido el año con más suicidios en la historia de España, pero nadie va a pedir perdón por dar la espalda a las 3941 familias que han perdido a un ser querido por sucidio. 


En plena pandemia el año pasado, el Ayuntamiento de Madrid solicitó la presencia de las principales entidades del mundo social y económico para analizar las necesidades de los madrileños ante la grave crisis social y económica que estaba produciendo el Covid-19 y el largo confinamiento. Tuve la suerte de asistir como director del TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO a una reunión con representantes de todos los partidos políticos el 15 de junio para explicar cómo estaban subiendo de forma alarmante los suicidios en todo el país como consecuencia de la situación que estábamos atravesando. Todos los concejales tomaron nota y se alarmaron por los datos que aporté, pero fue el Ayuntamiento de Barcelona el que el 6 de agosto durante el confinamiento puso en funcionamiento un teléfono de prevención del suicidio similar al creado dos años antes por nosotros en la Asociación la Barandilla.
Podría remontarme al mes de febrero del año 2019 cuando organizamos con el diputado Íñigo Allí una jornada en el Congreso de los Diputados para concienciar al gobierno de que era importante crear un Plan Nacional de Prevención del Suicidio. No pasó nada, todos los políticos seguían en sus puestos de trabajo y parece que no iba con ellos las miles de personas que cada año se suicidan en España.
En septiembre de ese mismo año organizamos nuestra rueda de prensa anual en la Asamblea de Madridcoincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Tampoco convencimos a las representantes de los madrileños, porque de nuevo en la Comunidad de Madrid han vuelto a subir los suicidios en el año 2020 un 6.5%. Una subida que resulta llamativa, pero lo realmente preocupante es que lleva desde el año 2016 aumentando los suicidios sin que Madrid tenga un necesario Plan de Prevención del Suicidio.
 

Cierre de la jornada/ rueda de prensa en la Asamblea de Madrid en septiembre del año 2019, a la derecha vemos a la directora general de sanidad Pilar Aparicio y a la presidenta de la Asociación la Barandilla Ana Lancho.

Sin lugar a dudas la gran manifestación convocada por el TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO, la Asociación la Barandilla,  con el apoyo de la Plataforma STOP SUICIDIOS el pasado 11 de septiembre  ha conseguido que el presidente del gobierno el pasado 9 de octubre anunciara una nueva inversión en salud mental y la creación de un telefono de prevención del suicidio de 3 cifras con un trabajo similar al que estan desarrollando las psicólogas que atienden nuestro proyecto social.

Cabecera de la primera manifestación contra el suicidio el pasado 11 de septiembre.

Mientras escribo estas lineas he recordado la entrevista que me hizo el  pasado año 2020 el periodico Business Insider donde afirmaba con rotundidad:
“A partir del mes de junio van a aumentar los suicidios”, aseguraba tajante José Manuel Dolader, director del Teléfono Contra el Suicidio (911 385 385) de la Asociación la Barandilla. 
No se trata de buscar culpables ya que son todas las administraciones igual de insensibles, pero los que trabajamos para ayudar a las personas que sufren nos duele profundamente que en el año 2019 perdieran a un ser querido 3671 familias y en el año 2020 hayan perdido a un ser querido 270 familias más y sigamos sin ser uno de los 38 paises en el mundo que tienen un Plan Nacional de Prevención del Suicidio.
José Manuel Dolader
Director
TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO.