El pasado 16 de febrero leía en el periódico PÚBLICO sobre el aumento de suicidios en Japón:
” Japón ha experimentado durante el pasado año un preocupante aumento de los suicidios sobre una de las tasas más abultadas del mundo”, “En consecuencia, las autoridades japonesas han dispuesto tomar medidas contra una de las mayores lacras del país DONDE EN EL AÑO 2020 HAN AUMENTADO UN 14.5% LOS SUICIDIOS ENTRE LAS MUJERES”.
“Michiko Ueda, profesora asociada de Ciencias Políticas en la universidad Waseda de Tokio y especialista en el fenómeno del suicidio en Japón, en declaraciones a AFP, cita como probables causas de este aumento: el desempleo (que ha afectado especialmente a puestos relacionados con la hostelería y la restauración, en donde trabajan más mujeres que hombres) y el todavía acusado protagonismo de la mujer en las tareas domésticas y parentales, potenciadas por los confinamientos”.
El otro grupo que más ha sufrido los efectos de los confinamientos ha sido el de los niños y adolescentes. Un 30% más de alumnos de primaria y secundaria se quitaron la vida con respecto al año anterior. Los riesgos son elevados para los jóvenes”, que “sienten la ansiedad en cuanto al futuro” y sufren de manera particular la disminución de las relaciones sociales, dice Akiko Mura, consejera del centro de prevención del suicidio de Tokio.
Para ello, el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, ha anunciado la inclusión en el ministerio de Natalidad y Revitalización Regional de una oficina especial que dependerá de la Secretaría del Gabinete y cuyo objetivo será tratar de paliar la soledad y el aislamiento.
La persona encargada de liderar tal organismo será Tetsushi Sakamoto, actual ministro de Natalidad y Revitalización Regional.

A raíz de lo leído en este periódico quería publicar una nota reclamando ayuda y atención a las autoridades de nuestro país por el aumento de los suicidios que estamos sufriendo en España sin que se estén tomando medidas para paliar este grave problema de salud pública, pero se cruzó por mi camino una llamada del Presidente de la Asociación Andaluza Preventiva del Suicidio Policial, mi admirado y luchador Alberto Martín.

He comprendido que él está mucho más cabreado y dolido que yo por la falta de interés de nuestras autoridades nacionales y de muchas comunidades por salvar vidas y voy a publicar literalmente la nota que me ha enviado.

José Manuel Dolader

 Alberto Martín (tercero por izquierda) con compañeros del Cuerpo Nacional de Policía.

LA MEMORIA Y LA PALABRA.

La Memoria de las asociaciones preventivas del suicidio y la deslegitimación de quienes cerrando ventanas a la vida hacen que la lucha por los más necesitados sea una ardua batalla, deseando que de una vez por todas se olviden de sus réditos políticos y masas electoralistas.

Desde la Diputación de Sevilla, en sus negociaciones políticas internas nos pidieron un plan Psicosocial y prometieron mantenerlo en el tiempo y forma, para ayudar a las personas que en sus peores minutos de existencia no encontraban una mano amiga para aferrarse a la vida.

Y para qué señor@s???
Se lo vamos a contar algo y claro.

PARA DECIRNOS QUE LOS CUERPOS DE SEGURIDAD Y FAMILIAS NO ENTRAN DENTRO DE SUS PLANES, DESPUÉS DE PEDIRNOS DE FORMA INCESANTE LA REALIZACIÓN DE UN PLAN DE PREVENCIÓN, QUE HA DEJADO A LA AAPSP SUMIDA EN UN PREOCUPANTE MOMENTO ECONÓMICO YA QUE LA DIPUTACIÓN DE SEVILLA HA HECHO BUENO EL DICHO :
“DONDE DIGO, DIGO… DIGO, DIEGO”.

Sin cumplir lo prometido en la aprobación de los presupuestos 2021, por unanimidad en este apartado.
Nosotros:
No nos debemos a ningún partido político,
Creemos en las personas y sus actos de valentía y honradez, pero no en los que hablan y no cumplen.
No nos gustan las injusticias,
No nos gustan las mentiras,
No nos gusta que jueguen con nuestro trabajo, donde hay un equipo de valientes, luchadores, creativos y con una experiencia insólita que por suerte o desgracia muchos no tendrán en su vida de juego político.
No nos gusta que jueguen con nuestro tiempo, igual valioso que el de cualquiera.

Nos da VERGÜENZA que representen a una sociedad harta de sus mentiras y utilizaciones políticas.

Se olvidan intereses de muchos colectivos con alma y esencia de vocación de servicio público, esa de la que ustedes carecen y no tienen empatía alguna.

No son conscientes de lo que significa una mano amiga cuando no se encuentra otra salida, tristemente a veces optando por una solución eterna a un problema temporal.

La AAPSP ha creado dentro de un Plan Psicosocial un manual pionero en Europa en el fondo y en las formas, que da respuesta a 30 años de peticiones e inquietudes Policiales y Servicios de Emergencias.

Desde hace un año los poderes legislativos han visto reforzada su imagen de vínculo a los cuerpos de Seguridad con acercamientos a la AAPSP y sus eventos.

¡¡¡Otra vez más!!!
Han vuelto a utilizar al vínculo de una de las Instituciones mejor valoradas por la ciudadanía para intercambios de cromos políticos y réditos electoralistas.

Logo de la Asociación Preventiva del Suicidio Policial.

Desde de la Asociación Andaluza Preventiva del Suicidio Policial les recordamos que no juegan con intercambios de estampitas, sino de VIDAS HUMANAS.

Señores Políticos NO cuenten con nosotros para su inacción o falta de capacitación.

Quien quiera estar junto a los compañer@s de los Cuerpos de Seguridad que necesitan una mano amiga para ayudarles : Bienvenidos.
El resto:
Quién no aporta mejor apartar.

Exposición:

La AAPSP ha logrado con su labor de visualización de prevención del Suicidio Policial que este pasado 2020 se aprueben tres PNL en el Congreso de los Diputados, Parlamento de Andalucía y Diputación de Sevilla.

AAPSP viene reclamando desde su fundación un Plan Nacional de Prevención del Suicidio.

A continuación pasamos a presentarle nuestra labor:

La Asociación Andaluza Preventiva del Suicidio Policial, con número de registro 18744/1 de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, tiene su sede en la localidad de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), como asociación sin ánimo de lucro.

La Asociación Andaluza Preventiva del Suicidio Policial nace con un perfil de vocación de servicio público para paliar los silencios y olvidos institucionales hacia los verdaderos héroes de nuestro País, esos que anteponen su vida a cambio de la de los demás

Para esta humilde pero vital labor contamos con personal cualificado en metodologías y proyectos de readaptación.

Para tal fin, disponemos de diversas aulas de formación y salas multifuncionales en la localidad en la cual nos ubicamos, con la idea fundamental de ser una herramienta de ayuda y prevención Policial.

Motivación:

El suicidio ya se ha convertido en la principal causa de muerte de los agentes en activo de la Policía Española. Un drama silencioso que se incrementa por momentos. En los últimos 20 años se han quitado la vida más de 400 agentes.

El 2019 se cerró con un descorazonador balance de 29 héroes alados que nos han dejaron antes de tiempo.

Este 2020 se ha cerrado con la trágica cifra de 31.

Lamentablemente en este año entrante 2021 tres compañeros nos han abandonado ya.

Tratamos de poner de actualidad la situación de las víctimas de los suicidios policiales junto a la poca pericia de tacto a la hora de la prevención y solución.

En estos momentos en que el grupo más sangriento terrorista de nuestro País, anunció que dejaba de matar, la sociedad se relaja de tal manera que a medida que pasan los días parece que pasan los años.

Narramos cómo los silencios y olvidos institucionales están directamente vinculados a los suicidios y acciones violentas que toca padecer a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Debemos reflexionar sobre qué hemos estado haciendo en una sociedad democrática en todos estos años, que no solo no hemos estado amparando afectivamente a las víctimas, sino que no las hemos dotado de la justicia y prevención debida.

Que la gente se ponga aunque sea medio minuto en la situación de una persona a la que le han matado al padre, marido o al hijo, y que ve cómo el Estado de Derecho ha sido incapaz de perseguir y capturar a los que le han hecho daño, no teniendo la suficiente eficacia como para por lo menos ponerse en su situación para combatir la soledad y empatizar en esos 20 peores minutos en la vida de las personas, como ha pasado con las consecuencias de desamparo y ostracismos indeseados.

LA ASOCIACIÓN ANDALUZA PREVENTIVA DEL SUICIDIO POLICIAL:

Aboga por tomarse en serio el problema e instaurar protocolos y medios que detecten a los funcionarios que se encuentren en riesgo y les presten la ayuda necesaria.

Debido al aumento de casos detectados en los últimos años el colectivo POLICIAL está preocupado y viene reclamando la necesidad de adoptar medidas preventivas, pues los policías viven continuas situaciones conflictivas derivadas de su labor profesional que no todo ser humano es capaz de llevar con normalidad y que les repercuten en su ámbito profesional y personal.

Los trastornos de ansiedad y depresión son mayores que en otros grupos profesionales.
Entre las causas detectadas por los componentes de esta Asociación pionera en Andalucía en metodologías y talleres de desarrollo se encuentran el desempeño de un variado conjunto de roles en su labor profesional.

La falta de comprensión por parte de algunos mandos respecto a las situaciones profesionales de los funcionarios.

La dificultad para conciliar vida familiar y laboral por los difíciles turnos y el movimiento de destinos.

Los promotores de la iniciativa también destacan la falta de reconocimiento a la labor desarrollada diariamente .

Metodología:

a) Dinámicas de ayuda a través de formación.

b) Talleres educacionales para la readaptación para una vida estable y sin fisuras.

c) Estudios y análisis de conducta a través de encuentros para fomentar las relaciones y vivencias.

d) La difusión y divulgación de la problemática real de los suicidios policiales para minimizar la problemática a través de ayudas institucionales y privadas.

Alberto Martín
Presidente y Fundador de la Asociación Andaluza Preventiva del Suicidio Policial.